FRANCISCO DE CASTILLA Y ZÚÑIGA (c. 1480-c. 1558) Y LA NUEVA CIUDAD DE VERA. 1518

Resumen en torno al descubrimiento por el profesor Juan Grima Cervantes (27-05-2003) de la biografía de Francisco de Castilla y Zúñiga como el personaje más influyente en la construcción de la Vera nueva, después del terremoto de 9 de noviembre de 1518.

Desde que don Eusebio Garres Segura, maestro de primeras letras de Vera e historiador, escribió en 1908 la divulgativa y amena Historia de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Vera, y se dieron a conocer al gran público las líneas básicas de la historia de este Municipio, ya en este libro se indicaba que fue un arquitecto, un tal Francisco Capilla, el que planificó la construcción de la futura ciudad. Se cita el ya conocido y rico Informe de Francisco (conservado en el Archivo Municipal), en el que se dan las instrucciones para la construcción de la ciudad de Vera y la reconstrucción de Mojácar, afectadas por dicho terremoto, atendiendo a las murallas necesarias, la forma de la Ciudad nueva, la necesidad de Iglesia, etc.

En 2004, con la reedición del libro de la Historia de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Vera, por Arráez Editores (notas de Juan Grima Cervantes) se indica que en realidad Francisco no era arquitecto, sino corregidor de Guadix, Baza y Vera y llevaba por apellido Castilla y no Capilla, sin añadir más datos sobre su vida.

Una visita realizada al Archivo Municipal por Juan Grima Cervantes (07-05-2018), tras leer este mismo artículo que ustedes leen, me hizo ver que él mismo, en 27-03-2003, en el Pregón de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Almería, ya añadía lo que en este artículo se dice sobre Francisco de Castilla. Aclarando que yo mismo no tenía noticia de su conocimiento sobre Francisco de Castilla (tampoco los investigadores que rondan por el Archivo Municipal de Vera, ni los de otro ámbito que conozca) destacamos, así, que ya Juan Grima Cervantes, en 2003 fue el primer investigador conocido que supo de la verdadera identidad de Francisco de Castilla. Me disculpo por no haber tenido noticia del nombrado Pregón de dicha Feria.

Posteriormente, en el año 2015 se presentaron en la Universidad de Salamanca y en la de Carolina del Norte (EE.UU.) sendas investigaciones sobre Francisco de Castilla y Zúñiga. De la primera fue la autora doña Natalia Fortuño de Jesús; de la segunda don Ricardo Javier Huamán. Anteriormente hubo otras investigaciones sobre ello, pero éstas son las más recientes y accesibles.

Es sus estudios sobre Francisco de Castilla, autor de las obras literarias Theórica de las Virtudes y Práctica de las Virtudes de los buenos reyes de España, libros de carácter moral y político con estructura historiográfica, apuntaban que, en el prólogo de la primera edición, la de 1518, impresa en Murcia por Jorge Costilla, se lee en el prólogo que Francisco de Castilla y Zúñiga, en el momento de la edición, era corregidor (‘gobernador’): (…) tratado compuesto por el Magnífico Señor don Francisco de Castilla siendo gobernador de las ciudades de Baça y Guadix y Almería y Purchena y Vera (…)

(Hay un ejemplar de esta edición en la Biblioteca Regional de la Región de Murcia, referencia DMUE1100 (microfilm), consultable en una copia en papel: DEP41417; otra copia de esta edición la encontramos en la Universidad de Indiana (EE.UU.). En el Archivo Municipal de Vera hay una copia para consulta en la Sala de Investigadores de esta primera edición.)

Se conservan otras ediciones y consultables on-line en la actualidad; una es la cuarta edición impresa en Zaragoza en 1552 por Agustín Millán (biblioteca de Viena está digitalizado y disponible en el repositorio de Google):

https://books.google.es/books?id=zZNXAAAAcAAJ&pg=PT21&lpg=PT21&dq=theorica+de+virtudes&source=bl&ots=1nnLAHePl_&sig=NIbF_lj7t_FC0-P3v9C1pMYVqwY&hl=es&sa=X&ved=0CCkQ6AEwAmoVChMIscvXooyFxgIVS0AUCh3xVQDf#v=onepage&q&f=false

La de 1564, editada en Alcalá, está accesible en la Biblioteca Digital Hispánica de la BNE:

http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000080806&page=1

También hubo una edición sevillana, la de 1546, aunque ésta no contiene todas sus obras:

http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000115491&page=1

Rastreando en las bases de datos de los Archivos Digitalizados de la Región de Murcia, José Manuel Ramírez Hidalgo (arquitecto técnico del Ayuntamiento de Vera) hizo otro descubrimiento: un tal don Francisco de Castilla, vecino de Murcia, en una fecha indeterminada, pero anterior al año 1500, dirige una carta al Concejo de Murcia. Uno de los datos que nos interesan es que la firma de ese don Francisco de Castilla coincide exactamente con la del informe firmado por don Francisco de Castilla sobre la construcción de la Ciudad de Vera, conservado en el Archivo Municipal. Era la misma persona. Ésta es la descripción archivística del documento:

Francisco de Castilla, vecino de Murcia, se dirige al concejo de Murcia para rechazar la reclamación del agua de su heredad presentada por Lorenzo. Manifiesta que de las 100 tahúllas que ocupa el agua, él posee casi 90, frente a las 3 que posee Lorenzo, por lo que éste no tiene derecho a reclamarle nada. Esto podrá verificarlo el regidor Pedro de Zambrana, que ha visitado el lugar para informarse de este hecho. (AMMU LEG. 4290 Nº 165)

Esta carta deshace la hipótesis de que don Francisco hubiese vivido en Murcia sólo por el asunto de la impresión de sus libros, pues poseía tierras.

De una primera lectura rápida de los libros y los estudios de estos investigadores se desprenden algunas BREVES CONCLUSIONES INICIALES sobre el autor y nos ofrecen una rica información sobre la personalidad y los intereses de don Francisco de Castilla y Zúñiga, que serán ampliadas en una comunicación que se editará en el libro de artículos sobre Vera de las conferencias ya planificadas en el ciclo de conferencias El Renacer de una Ciudad, dadas en Vera durante estos años de 2018 y 2019, por medio de la Comisión del V Centenario del Terremoto de Vera:

1. Francisco de Castilla y Zúñiga fue un poeta, militar y cortesano (e ideólogo, añado yo). También fue caballero de la Orden de Alcántara, Maestresala de los Reyes Católicos, el menor de los hijos de su padre. Después de haber sido gobernador de Guadix, Baza y Vera será miembro del Consejo del Emperador Carlos V. Debió de nacer antes de 1486, año en el que falleció su padre, Alonso de Castilla. Creó una producción literaria propia en la primera mitad del siglo XVI. Escribió: Teórica de virtudes en coplas de arte humilde y con comento en Valladolid (1517), la Práctica de las virtudes (1517, secuela al tratado teórico), y obras de menor extensión, como Tratado de amicicia, Inquisición de la felicidad por metáfora, Diálogo entre la miseria humana y el consuelo (1527?), y De la preservación del pecado original en la concepción de Nuestra Señora.

2. Es muy probable que fuera palentino o vallisoletano, aunque siempre se le haya asociado a Murcia. Pudo haber estudiado en Salamanca.

3. Francisco pertenecía al linaje de los ‘Castilla’ descendientes de uno de los hijos bastardos del rey Pedro I. Su padre fue don Alonso de Castilla, primogénito del obispo de Palencia, Pedro de Castilla, nieto de Pedro I. Por parte materna era descendiente de Enrique II; su madre, doña Juana de Zúñiga, provenía de la hija natural que tuvo Enrique II con doña Elvira Íñiguez de la Vega.

Uno de sus hermanos, don Alonso de Castilla, fue obispo de Calahorra.

En los motivos por los que, él mismo indica, escribió la Teórica de las Virtudes, también se leen datos autobiográficos:

Después que el sano consejo de los sabios confirmado en mi juicio por manifiesta experiencia de mí mismo, me retrajo del aborrecible vulgo y desatinada vida de la corte (donde desde mi niñez me crie a sus costumbres sin orden, casi sin ley, y lleno de confusión), y elegí por el más seguro estado para el alma la orden del matrimonio conforme a mi condición. Sintiendo alguna extrañeza de mudar nueva costumbre viviendo en recogimiento, por aliviar la penosa soledad de la comunicación de algunos amigos doctos y discretos inclinados a virtud (que en el tempestuoso golfo de la corte nunca faltan a los que quieren buscarlos), compré con pocos dineros otros más ciertos amigos y más sabios, los cuales siempre he tenido por tan mis familiares que me han comunicado sus muy prudentes consejos y su perfecta doctrina.

Efectivamente, casó con doña Catalina de Guevara y Lizón, teniendo varios hijos: Diego, Sancho, Juan, Isabel, Ana y Diego.

4. Uno de los objetivos de la obra de la Práctica de las Virtudes era, tras la usurpación Trastámara, limpiar la memoria de Pedro I, convertido de ‘Cruel’ a ‘Justiciero’, y entroncar a su familia directamente con la realeza. Para ello necesitaba difuminar el origen ilegítimo de su familia.

Pedro I.

Castilla dedica al joven rey Carlos I, recién llegado, un ejemplo de virtudes. Pero el libro apunta más allá: también es un impulso a la ideología política del Estado Moderno, al entroncamiento con la monarquía visigoda, al providencialismo religioso expansionista…; un vehículo para fortalecer la monarquía absoluta. Castilla, pues, fue un ideólogo al servicio de Carlos I y sus sucesores.

5. No sabemos el año de su muerte, aunque se sabe que testó el 24 de octubre de 1558 en Sevilla; en 1564, fecha de la última edición de sus obras, ya había fallecido.

6. Su hijo, Sancho de Castilla, fue el capellán real de Felipe II. Reeditó sus obras años después de la muerte de su padre.

6. Recoge y difunde la divisa Plus Ultra, añadiéndola en los dibujos de los escudos de sus libros, acuñada probablemente por Luigi Marliano en 1516. Este lema se utilizó para animar a los navegantes a desafiar y olvidar la antigua advertencia de la mitología griega, según la cual Hércules había puesto dos pilares en el Estrecho de Gibraltar, y se creía que eran el límite del Mundo, la última frontera que los navegantes del Mediterráneo podían alcanzar. Era el Non Terrae Plus Ultra (‘No existe tierra más allá’) en referencia también a Finisterre, pero este lema perdió su poder simbólico a raíz de que Cristóbal Colón llegara a las Indias Occidentales cruzando el océano Atlántico en 1492.

7. En la primera edición de su obra (1518) incluye el PLUS ULTRA, pero no el águila bicéfala. En las siguientes sí incluyen el animal mítico. ¿Influyó Castilla en la inclusión del águila en el Escudo Municipal de Vera (aunque creamos que el hecho fuese muy posterior en el tiempo), por influencia de la existencia de su libro?

¿Influyó el castillo del escudo heráldico de los ‘Castilla’ en su inclusión o en la formación del Escudo Municipal de Vera, del de Mojácar, del de Purchena o del de Baza, lugares de su Corregimiento?

En el libro de Bautizos de la Parroquia de Vera encontramos a una tal Anna Sánchez Castilla (Índice, 1575), hija de Juan y María (‘del Castillo’ en el libro 02, fol. 89 vº). En el censo recuperado de 1639 (Vera) encontramos a un vecino llamado Pedro de Castilla. En el padrón de habitantes de Vera de 1797 leemos los nombres de dos vecinas, Calle del Señor Comandante: doña María Manuela de Castilla, de 38 años, y doña Rita de Castilla, 50 años. ¿Eran descendientes de Francisco de Castilla?

13-02-2018

Manuel Caparrós Perales

Archivo Municipal de Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.