EL TERCER ARCO DE LA MURALLA DE VERA. LA PUERTA DE ALMERÍA. 1841

Descubrimiento de la tercera puerta de la muralla de la Vera nueva, derruida en 1841.

Durante la construcción de la Vera Nueva en el llano tras el terremoto de Vera, desde el año 1519 en adelante, y según algunos documentos de la época, como el Informe de Francisco de Castilla, dando instrucciones de cómo construir la Ciudad nueva, se nos informa sobre el número de puertas que debe tener la ciudad de Vera, aparte de sus torres de defensa. Aunque se indicaba que la muralla constaría de dos puertas con sus respectivos arcos, el de la Puerta de Arriba o de Lorca o de Purchena (Oeste) y la de Abajo, del Mar o del Sol (Este), el sentido común nos hacía pensar que posiblemente, con el tiempo, se acabaran abriendo más puertas en dicha muralla para el lógico paso de las personas y las bestias, hacia el Norte y hacia el Sur. Aún no se ha demostrado documentalmente la existencia de la del Norte; hoy hemos descubierto que existió la del Sur, la que mira al Cerro del Espíritu Santo. La de Almería.

Efectivamente, en el libro de Actas Capitulares número 181, en la sesión de Pleno de 21 de febrero de 1841, leemos lo siguiente:

[Al margen:]

(…) Para el derribo del Arco de la Calle de Coletos.

Habiéndose presentado ante esta corporación D. Antonio Riquelme del Corral, Capitán de Puerto, y José de Rosa, ambos vecinos de esta Ciudad, manifestando que el arco que existe entre la Calle de Labradores y Esperanza, además de no servir en manera alguna de ornato ni defensa al pueblo, sino, al contrario, por él están expuestas sus casas a ser acometidas y robadas, como ya se ha verificado en diferentes ocasiones, como es de (sic) público y notorio, suplicaban a esta corporación que se les diese permiso para desrribarlo (sic) a su costa y hacer los reparos que de sus resultas fueren necesarios. Y penetrada esta Corporación de la justicia de esta reclamación y que no solamente no sirve de ornato ni defensa para lo que en su tiempo fue constituido, sino que puede servir algunas veces de resguardo a los criminales, se acordó se les dé el permiso que solicitan, siendo de su cuenta los gastos que ocurran debiendo dejar la calle arreglada lo mejor posible, extrayendo, si fuese necesario, las piedras que constituyen el cinto en el centro de la calle y sujetos en un todo a lo que se determine por un perito de esta Ciudad, que se comisionará al efecto (…)

Añadimos una reconstrucción del arco diseñada por el Arquitecto Técnico Municipal, José Manuel Ramírez Hidalgo, que ha defendido la hipótesis de la existencia de dicha puerta hasta hoy.

26-01-2018

José Manuel Ramírez Hidalgo y Manuel Caparrós Perales

Archivo Municipal de Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *