Mi novio me … ¿maltrata?

Mi novio me … ¿maltrata?

Cuando se habla de maltrato o de violencia, normalmente nos imaginamos algo parecido a esta imagen. El puñetazo, el tortazo, el empujón o la patada son sinónimos claros de violencia y de maltrato, y por ello cuando pensamos en el concepto de “violencia de género” enseguida nos imaginamos a una mujer enmoretada, con heridas o golpes, y que incluso justifica estas mismas.

Esta forma de violencia es evidente, pero la violencia que utiliza una persona que quiere hacer valer su posición de poder en una relación de pareja, no es exclusivamente física. De hecho, es muy raro que alguien comience demostrando violencia física en un primer momento de la relación. Quien maltrata primero comienza manipulando, insultando, haciéndote sentir menos, aislándote…

Cuando nos “enamoramos” de alguien somos más vulnerables a pasar por alto ciertos signos que nos pueden indicar que está comenzando una situación de maltrato y que las cosas que hace tu pareja no son muestras de “amor” y pasión, sino de control o de dominio. Esa es la violencia psicológica. Una violencia sutil, dificil de percibir, o que se esconde entre el doble sentido, pero que hace tanto daño como la física, o a veces más, y también puede llevar a una violencia física posterior más fuerte.

Y qué es la violencia psicológica? En este blog se irán desgranando algunos aspectos de esta violencia, pero por lo pronto estaría bien que tuvieras en cuenta algunos signos, especialmente si se repiten con frecuencia, y no sólo en momentos puntuales.
Atenta a las señales como:

– que te diga continuamente lo que tienes que hacer o lo que “no te permite” que hagas, como tienes que vestirte o peinarte, o con quién puedes hablar y con quién no.
– ponerse muy celoso cuando hablas con otros chicos, o sales con tus amigos, y echarte la culpa de que lo haces para darle celos
– utilizar la manipulación para conseguir cosas de ti (por ejemplo, para conseguir que no te marches de su lado te dice que no puede estar sin tí, que no salgas hoy de marcha, que te echa de menos… pero al final lo que consigue es lo que pretendía con el chantaje: que no salgas).
– insultarte o criticarte, o incluso llegar a humillarte delante de los demás.
– controlar continuamente las cosas que haces, dónde estás, con quién estás…
– intentar aislarte de los demás (puede empezar por pasar todo el tiempo que pueda contigo, o decirte que salgas más con él y menos con tu grupo de amigos, a después criticarles o buscarse excusas para que pierdas el contacto con ellos o ellas… o bien meterse con tu familia y criticarles para que dejes de confiar en ellos. Si te das cuenta de que no puedes hablar con nadie que no sea él, cuidado).
– obligarte para que tengais relaciones sexuales cuando tú no quieres.

Cuando tengas dudas sobre si te están tratando bien… ¡compártelas con alguien! No te quedes sola con ellas y te calles, lo peor que puedes hacer es aislarte porque será más difícil pedir ayuda cuando hayas perdido el contacto con tus amigas… ¡Habla de tus dudas!

Los chicos malotes… pueden parecerte sexys (es lo que nos “venden” en los medios de comunicación), pero ten en cuenta que entre todos los chicos que van de malotes, hay algunos que además lo son. Ten cuidado de vigilar si debajo de la careta se esconde un lobo cuanto antes 😉 y búscate a uno que te trate bien (¡¡porque existen!!), porque es posible relacionarnos bien, tratar bien a alguien y que te trate bien a ti a la vez… Eso sí es amor.

Todas las personas tenemos derecho a que nos traten bien. No lo olvides, tú también lo tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *